Jueves 14 de Diciembre de 2017
Vida Espiritual

A+ A A-

LA UNION DE LAS RELIGIONES ES UN MITO CONTRA LA VERDAD SUPREMA

cruzEl repeto y la civilizaciòn,no es uniòn en los errores,ni afectaciòn de nuestra verdad,que no es negociable.LA UNIÒN DE LAS RELIGIONES ES UN MITO CONTRA LA VERDAD SUPREMA.

Respetemos todas las religiones civilizadamente ,pero estemos seguros,que nuestras coincidencias elementales no hagan desaparecer aparentemente, nuestras diferencias y errores en las verdades fundamentales que no son negociables. Nuestra RELIGION CATOLICA naciò de JESUCRISTO DIOS HOMBRE Y ESPIRITU SANTO; naciò,existiò,muriò y resucitò;y creò su IGLESIA,con 12 apostoles y uno traidor JUDAS, que es el traidor, la maldad y satanas en SU IGLESIA SANTA LA UNICA VERDADERA.

Visto: 51

MARIA LA MADRE DE JESUCRISTO,EL SER MAS EXCELSO A LOS OJOS DE DIOS;LA MADRE DE SU IGLESIA CATOLICA,LA UNICA VERDADERA

MADRE DE LA IGLESIA CATOLICA,AYUDANOS A CONSERVAR TU IGLESIA,CON LOS PRINCIPIOS Y ENSEÑANZAS DE LOS GRANDES PADRES DE LA IGLESIA Y QUE APRENDIMOS DESDE NIÑOS.

VIRGEN MARIA

LA VIRGEN Nuestra suprema abogada por ser la madre de Dios hecho hombre,ante su misericordia y justicia, que todo lo puede y dà a cada cual lo que merece por su fè,su alma y sus meritos.

LOS QUE DEMERITAN A LA VIRGEN,OLVIDAN QUE FUÈ Y ES LA MADRE DE JESUSCRISTO,EL VERDADERO DIOS,INFINITAMENTE PODEROSO, JUSTO Y MISERICORDIOSO.VIRGEN DE CHIQUINQUIRA

Visto: 274

CATOLICOS COLOMBIANOS SIGUEN AL PAPA FRANCISCO;SUPREMA AUTORIDAD DE JESUCRISTO EN LA TIERRA; Y QUIEN ES INFALIBLE SOLO EN DOGMAS DE FE

 

EL SANTO PADRE COMO SER HUMANO,PUEDE EQUIVOCARSE EN OTROS TEMAS E INTERPRETACIONES; IGUAL QUE SUS CARDENALES,OBISPOS Y SACERDOTES.

 

PAPA FRAN

Visto: 828

LOS DOGMAS DE FE DE LA IGLESIA CATOLICA SON 44 DEFINIDOS POR EL PAPA CUANDO HABLA EXCATEDRA O SON CREADOS POR LOS CONCILIOS DE LA IGLESIA

VATICANO

Lista de los dogmas proclamados por la Iglesia Católica

La Iglesia Católica proclama la existencia de muchos Dogmas, siendo 44 el número de sus principales dogmas. Ellos están subdivididos en 8 categorías diferentes:

 

 

  1. Dogmas sobre Dios
  2. Dogmas sobre Jesucristo
  3. Dogmas sobre la creación del mundo
  4. Dogmas sobre el ser humano
  5. Dogmas marianos
  6. Dogmas sobre el Papa y la Iglesia
  7. Dogmas sobre los sacramentos
  8. Dogmas sobre las últimas cosas

Dogmas sobre Dios

1- La Existencia de Dios
"La idea de Dios no es innata en nosotros, pero tenemos la capacidad para conocerlo con facilidad, y de cierto modo espontáneamente por medio de Su obra".

2- La Existencia de Dios como Objeto de Fe
"La existencia de Dios no es solo objeto de conocimiento de razón natural, sino que también es objeto de la fe sobrenatural".

3- La Unidad de Dios
"No existe más que un único Dios." (Juan 17:3)

4- Dios es Eterno
"Dios no tiene principio ni fin." (Salmo 90:2)

5- Santísima Trinidad
"En Dios hay tres personas:Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo (1Juan 5:7,8) y cada una de ellas posee la esencia divina que es numéricamente la misma."

Dogmas sobre Jesucristo

6- Jesucristo es el verdadero Dios (Juan 10:30) e hijo de Dios por esencia
"El dogma dice que Jesucristo posee la infinita naturaleza divina con todas sus infinitas perfecciones, por haber sido engendrado eternamente por Dios."

7- Jesús posee dos naturalezas que no se transforman ni se mezclan
"Cristo es poseedor de una íntegra naturaleza divina y de una íntegra naturaleza humana: la prueba está en los milagros y en el padecimiento."

8- Cada una de las naturalezas en Cristo posee su propia voluntad física y su propia operación física
"Existen también dos voluntades físicas y dos operaciones físicas de modo indivisible, de modo inseparable y de modo no confuso."

9- Jesucristo, además de hombre, es el Hijo natural de Dios.
"El Padre celestial cuando llegó a la plenitud, envió a los hombres su Hijo, Jesucristo."

10- Cristo se sacrificó en la cruz como verdadero y propio sacrificio
"Cristo, por su naturaleza humana, era al mismo tiempo sacerdote y ofrenda, pero por su naturaleza Divina, juntamente con el Padre y el Espíritu Santo, era lo que recibía el sacrificio."

11- Cristo nos rescató y reconcilió con Dios por medio del sacrificio de su muerte en la cruz
"Jesucristo quiso ofrecerse a sí mismo a Dios Padre, como sacrificio presentado sobre a ara de la cruz en su muerte, para conseguir para ellos el perdón eterno."

12- Al tercer día después de su muerte, Cristo resucitó glorioso de entre los muertos
"Al tercer día, resucitado por su propia virtud, se levantó del sepulcro."

13- Cristo subió en cuerpo y alma a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre (Marcos 16:19; Lucas 24:50-51; Hechos 1:9-11; y Efesios 4:7-13)
"Resucitó de entre los muertos y subió al cielo en Cuerpo y Alma."

Dogmas sobre la creación del mundo

14- Todo lo que existe fue creado por Dios a partir de la Nada (Génesis 1:12)
"La creación del mundo de la nada, no solo es una verdad fundamental de la revelación cristiana, sino también que al mismo tiempo llega a alcanzarla la razón con solo sus fuerzas naturales, basándose en los argumentos cosmológicos y sobre todo en el argumento de la contingencia."

15- Carácter temporal del mundo
"El mundo tuvo principio en el tiempo."

16- Conservación del mundo
"Dios conserva en la existencia a todas las cosas creadas."

Dogmas sobre el ser humano

17- El hombre está formado por cuerpo material y alma espiritual
"El humano como común constituido de cuerpo y alma."

18- El pecado de "Adán y Eva" se propaga a todos sus descendentes por generación, no por imitación
"Pecado, que es la muerte del alma, se propaga de "Adán" a todos sus descendentes (Romanos 5:12) por generación y no por imitación, y que es inherente a cada individuo."

19- El hombre caído no puede redimirse a si mismo
"Solamente un acto libre por parte del amor divino podría restaurar el orden sobrenatural, destruida por el pecado."

Dogmas marianos

20- La Inmaculada Concepción de María.
"La Santísima Virgen María, en el primer instante de su concepción, fue por singular gracia y privilegio de Dios omnipotente en previsión de los méritos de Cristo Jesús, Salvador del género humano, preservada inmune de toda mancha de culpa original."

21- La Perpetua Virginidad de Maríanota
"La Santísima Virgen María es virgen antes, durante y después del parto de su Divino hijo, siendo mantenida así por Dios hasta su gloriosa Asunción."

La Perpetua Virginidad de María enseña que María es virgen antes, durante y después del parto. Este dogma mariano es el más antiguo de la Iglesia Católica y Oriental Ortodoxa, que afirma la "real e perpetua virginidad misma en el acto de dar a luz el hijo de Dios hecho hombre." Así María fue siempre Virgen por el resto de su vida, siendo el nacimiento de Jesús como su hijo biológico, una concepción milagrosa. En el año 107, Ignacio de Antioquia ya describía la virginidad de María. Santo Tomás de Aquino también enseño esta doctrina (Summa theologiae III.28.2) que María dio el nacimiento milagroso sin abertura del útero, y sin prejuicio para el himen. Esta doctrina ya era un dogma desde el cristianismo primitivo, habiendo sido declarada por notables escritores como San Justino Mártir y Orígenes. El Papa Paulo IV lo reconfirmó en el Cum quorundam de 7 de Agosto de 1555, en el Concilio de Trento.

22- María, Madre de Dios
El símbolo apostólico (el Credo) muestra la base en el artículo "nació de María Virgen". El Concilio de Éfeso (431), proclamó con San Cirilo, en contra de Nestorio: “Si alguno no confesare que Emmanuel es verdaderamente Dios, y que, por lo tanto, la Santísima Virgen es Madre de Dios, Theotokos, porque parió según la carne al Logo de Dios hecho carne. sea anatema”, Denzinger 113.

Los diversos concilios ecuménicos que trataron este punto confirmaron esta doctrina.

Juan 2:1, Lucas 1:43, Gálatas 4:4, San Ignacio de Antioquia (Eph. 18:2), Orígenes, Eusebio de Cesárea, Atanasio, Epifanio y los Capadocios, entre otros, ya usan el término . San Gregorio Nacianceno (Ep. 101, 4).

23- La Asunción de María
"La Virgen María fue asunta a los cielos inmediatamente después que acabó su vida terrestre; su Cuerpo no sufrió ninguna corrupción como sucederá con todos los hombres que resucitarán hasta el final de los tiempos, pasando por la descomposición."

Dogmas sobre el Papa y la Iglesia

24-La Iglesia fue fundada por el Dios y Hombre, Jesucristo
"Cristo fundó la Iglesia, que Él estableció los fundamentos substanciales de la misma, no tocante a doctrina, culto y constitución."

25- Cristo nombró al Apóstol San Pedro como primero entre los Apóstoles, (Mateo 16:18) como "cabeza visible" de toda Iglesia, (Hechos 4:8-11) confiriéndole inmediata y personalmente el primado de la jurisdicción
"El Pontífice Romano es el sucesor del bien aventurado Pedro y tiene el primado sobre todo rebaño."

26- el Papa posee el pleno y supremo poder de jurisdicción sobre toda Iglesia, no solamente en cosas de fe y costumbres, también en la disciplina y gobierno de la Iglesia
"Conforme esta declaración, el poder del Papa es: de jurisdicción, universal, supremo, pleno, ordinario, episcopal, inmediato."

27- El Papa es infalible siempre que se pronuncia ex cathedra.
"Para comprender este dogma, conviene tener presente:

Sujeto de la infalibilidad papal es todo el Papa legítimo, en su cualidad de sucesor de Pedro y en otras personas u organismos (ex.: congregaciones pontificales) a quien el Papa confiere parte de su autoridad magistral."

El objeto de la infalibilidad son las verdades de fe y costumbres, reveladas o en íntima conexión con la revelación divina.

La condición de la infalibilidad es que el Papa pronuncie ex cátedra y solo cuando pronuncia "ex cátedra".

  • Que hable como pastor y muestre de todos los fieles haciendo uso de su suprema autoridad.
  • Que tenga la intención de definir alguna doctrina de fe o costumbre para que sea creída por todos los fieles. Las encíclicas pontificales no son definiciones ex cátedra, mas también no pueden estar en contradicción con el Magisterio Ordinario Universal.

La razón de la infalibilidad es la asistencia sobrenatural del Espíritu Santo, que preserva el supremo maestro de la Iglesia de todo error.

La consecuencia de la infalibilidad es que la definición ex cátedra de los Papas sean por sí mismas irreformables, sin la intervención ulterior de cualquier autoridad."

28- La Iglesia es infalible cuando hace definición en materia de fe y costumbres
"Están sujetos a la infalibilidad:

- El Papa, cuando habla ex cátedra.
- El episcopado pleno, con el Papa, que es la cabeza del episcopado, es infalible cuando se reúne en concilio ecuménico o disperso por el rebaño de la tierra, enseña y promueve una verdad de fe o de costumbres que siempre fue enseñada por la Iglesia.

Dogmas sobre los sacramentos

29- El Bautismo es verdadero y primer Sacramento instituido por Jesucristo
"Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id y haced discípulos a todas las personas, bautizándolas en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo." Mateo 28,19

30- La Confirmación es verdadero y propio Sacramento
"Este Sacramento concede a los bautizados la fortaleza del Espíritu Santo para que se consoliden interiormente en su vida sobrenatural y confiesen exteriormente con valentía su fe en Jesucristo."

31- La Iglesia recibió de Cristo el poder de perdonar los pecados cometidos después del Bautismo
"Fue comunicada a los Apóstoles y a sus legítimos sucesores el poder de perdonar y de retener los pecados para reconciliar a los fieles caídos después del Bautismo."

32- La Confesión Sacramental de los pecados está prescripta por Derecho Divino y es necesaria para la salvación
"Basta indicar la culpa de la consciencia apenas a los sacerdotes mediante confesión secreta."

33- La Eucaristía es verdadero Sacramento instituido por Cristo
"Aquel que coma Mi Carne y beba Mi Sangre tendrá vida eterna." (Juan 6:51,59)

34- Cristo está presente en el sacramento del altar por la Transubstanciación de toda a substancia del pan en su cuerpo y toda substancia del vino en su sangre
"Transubstanciación es una conversión en el sentido pasivo; es el tránsito de una cosa a otra. Cesan las sustancias de Pan y Vino, pues suceden en sus lugares el Cuerpo y la Sangre de Cristo. La Transubstanciación es una conversión milagrosa y singular diferente de las conversiones naturales, porque no sólo la materia como también la forma del pan y del vino son convertidas; sólo los accidentes permanecen sin cambiar: continuamos viendo el pan y el vino, pero substancialmente ya no lo son, porque en ellos está realmente el Cuerpo, la Sangre, Alma y Divinidad de Cristo."

35- La Unción de los enfermos es verdadero y propio Sacramento instituido por Cristo
"¿Existe algún enfermo entre nosotros? Hagamos la unción del mismo en el nombre del Señor."

36- La Orden es verdadero y propio Sacramento instituido por Cristo
"Existe una jerarquía instituida por ordenación Divina, que consta de Obispos, Presbíteros e Diáconos."

37- El matrimonio es verdadero y propio Sacramento
"Cristo restauró el matrimonio instituido y bendito por Dios, haciendo que recobrase su primitivo ideal de la unidad e indisolubilidad y elevándolo a la dignidad de Sacramento".

Dogmas sobre las últimas cosas

38-La Muerte y su origen
"La muerte, en el actual orden de salvación, es consecuencia primitiva del pecado."

39- El Cielo (Paraíso)
"Las almas de los justos que en el instante de la muerte se encuentran libres de toda culpa y pena de pecado entran en el cielo."

40- El Infierno
"El infierno es una posibilidad gracias a nuestra libertad. Dios nos hizo libres para amarlo o para rechazarlo. Si el cielo puede ser representado como un gran tamiz donde todos viven en plena comunión entre sí y con Dios, el infierno puede ser visto como soledad, división y ausencia del amor que genera y mantiene la vida. Se debe esforzar que la voluntad de Dios es la vida y no la muerte de quien quiere que sea. Jesús vino para salvar y no para condenar. En el límite, Dios no condena a nadie al infierno. Es nuestra opción fundamental, que va ser formada a lo largo de toda la vida, por nuestros pensamientos, actos e omisiones, que confirma o no el deseo de estar con Dios para siempre. De cualquier forma, no se puede usar el inferno para convencer a las personas a creer en Dios o a vivir la fe. Eso favorecería la creación de una religiosidad infantil y puramente exterior. Se debe privilegiar el amor y no el temor. Solo el amor mueve los corazones e nos hace adorar a Dios y amar al prójimo en espíritu y vida."

41- El Purgatorio
"Las almas de los justos que en el instante de la muerte están agravadas por pecados veniales o por penas temporales debidas al pecado van al purgatorio. El purgatorio es estado de purificación."

42- El Fin del mundo y la Segunda venida de Cristo
"En el fin del mundo, Cristo, rodeado de majestad, vendrá de nuevo para juzgar los hombres."

43- La Resurrección de los Muertos en el Último Día
"A los que creen en Jesús y comen de Su cuerpo y beben de Su sangre, Él les promete la resurrección."

44- El Juicio Universal
"Cristo, después de su regreso, juzgará a todos los hombres." (Mateo 25:31-34; Hechos 17:31)

 

Visto: 635

EL PAPA PIDE AL G20,DAR FORMA A UN MUNDO INTERCONECTADO

papa1 El Papa al G20 pide ‘prioridad absoluta’ para los refugiados y situaciones de pobreza.

7 JULIO 2017REDACCIONPAPA Y SANTA SEDE (ZENIT – Ciudad del Vaticano, 7 Jul. 2017).-

El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre del G20 que se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

El Papa al G20 pide ‘prioridad absoluta’ para los refugiados y situaciones de pobreza

El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Hamburgo-G20-1-400x266.jpg 400w" sizes="(max-width: 740px) 100vw, 740px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 100%; height: auto; background: transparent; width: 790.156px;">

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 7 Jul. 2017).- El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre del G20 que se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

Mientras en el exterior de la cumbre no faltaron manifestaciones incluso violentas contra todo y todos, el papa Francisco en cambio ha solicitado a los responsables de los países de las 20 economías más representativos del mundo, que den prioridad absoluta a los refugiados así como a los más pobres y excluidos, y pide soluciones progresivas y no traumáticas que permitan libre circulación y estabilidad de las personas, que acaben siendo una ventaja para todos.

A continuación el texto:

A Su Excelencia
Angela Merkel
Canciller de la República Federal de Alemania
Después de nuestro reciente encuentro en el Vaticano y en respuesta a su oportuna solicitud, deseo transmitirle  algunas consideraciones muy importantes para mí y para todos los pastores de la Iglesia Católica, de cara a la próxima reunión del G-20, en la que participan los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de las principales economías del mundo y las más altas autoridades de la Unión Europea. Sigo así también una tradición iniciada por el  Papa Benedicto XVI en abril de 2009, durante el G20 en Londres. Mi predecesor escribió a Vuestra Excelencia  en 2006 en ocasión de la presidencia alemana de la Unión Europea y del G8.

En primer lugar quisiera expresar a usted y a los líderes que se reunirán en Hamburgo mi aprecio por los esfuerzos realizados para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la economía mundial, con especial atención a los mercados financieros, el comercio, las cuestiones fiscales y, más en general, , a un crecimiento económico en todo el mundo que sea incluyente y sostenible (ver. Comunicado  G20 Hangzhou, 5 de septiembre de 2016). Estos esfuerzos, como prevé el programa de trabajo de la Cumbre, son inseparables de la atención prestada a los conflictos en curso y al problema mundial de las migraciones.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-600x343.jpg 600w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-800x457.jpg 800w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-610x349.jpg 610w" sizes="(max-width: 481px) 100vw, 481px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 50%; height: auto; background: transparent; float: left; margin: 0px 15px 15px 0px;">En el documento programático de mi pontificado dirigido a los fieles católicos, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, propuse cuatro principios de actuación para la construcción de sociedades fraternales, justas y pacíficas: el tiempo es superior al espacio; la unidad prevalece sobre el conflicto; la realidad es más importante que la idea; y el todo es superior a la parte. Es obvio que estas líneas de acción pertenecen a la sabiduría multisecular de toda la humanidad y por lo tanto creo que también pueden servir como una contribución a la reflexión sobre la reunión de Hamburgo y también para evaluar sus resultados.

El tiempo es superior al espacio. La gravedad, la complejidad y la interconexión de los problemas del mundo son tales que no hay soluciones inmediatas y completamente satisfactorias. Por desgracia, el drama de la migración, inseparable de la pobreza y exacerbado por las guerras, es una prueba. Es posible, en cambio, poner en marcha procesos  capaces de ofrecer soluciones progresivas y no traumáticas y de llegar, en relativamente poco tiempo  a una libre circulación y a la estabilidad de las personas que sean beneficiosas para todos. Sin embargo, esta tensión entre el espacio y el tiempo, entre el límite y la plenitud, requiere un movimiento exactamente opuesto en la conciencia de los gobernantes y los poderosos.

Una solución eficaz , extendida necesariamente en el tiempo, sólo será posible si el objetivo final del proceso está claramente presente en su planificación. En los corazones y las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de aplicación de las medidas políticas es necesario dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos, independientemente de su nación, raza, religión o cultura, y rechazar los conflictos armados.

En este punto, no puedo dejar de dirigir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 y a toda la comunidad mundial un sentido llamamiento por la trágica situación en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, el Cuerno de África y Yemen, donde hay 30 millones de personas que no tienen comida y agua para sobrevivir. El compromiso de afrontar  urgentemente estas situaciones y proporcionar apoyo inmediato a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del compromiso para reformar la economía mundial y una garantía de su buen desarrollo.

La unidad prevalece sobre el conflicto. La historia de la humanidad, incluso en la actualidad, presenta un vasto panorama de  conflictos actuales o potenciales. La guerra, sin embargo, nunca es una solución. En las proximidad del centenario de la carta de Benedicto XV a los Jefes de los pueblos beligerantes , me siento obligado a pedir al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles. El objetivo del G-20 y de otras reuniones anuales similares es resolver pacíficamente las diferencias económicas y encontrar  reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para cumplir  la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Ver Comunicado del  G-20 en  Hangzhou). Sin embargo, esto no será  posible  si todas las partes no comprometen a  reducir sustancialmente los niveles de conflicto, a  detener la carrera de armamentos y a abstenerse  de involucrarse directa o indirectamente en los conflictos, así como si no se acepta discutir  con sinceridad y transparencia  de todas las divergencias. Es una contradicción trágica e incoherente la unidad aparente en los foros comunes con fines  económicos o sociales y la persistencia deseada o aceptada de enfrentamientos bélicos.

La realidad es más importante que la idea. Las trágicas ideologías de la primera mitad del siglo XX han sido sustituidas por las nuevas ideologías de la autonomía absoluto de los mercados y de la especulación financiera (cf .. EG, 56). Dejan un doloroso rastro de exclusión y  de descarte, e incluso de muerte. En  los éxitos políticos y económicos que, sin embargo, no han faltado en el siglo pasado, se encuentra siempre un pragmatismo sano y prudente, guiado  por el primado del ser humano y por la búsqueda para integrar y coordinar realidades  diferentes  y a veces contrastantes, a partir del respeto de cada uno de los ciudadanos,  individuales. En ese sentido rezo para que la Cumbre de Hamburgo esté iluminada por el ejemplo de los líderes europeos y mundiales que siempre han favorecido el diálogo y la búsqueda de soluciones comunes: Schuman, De Gasperi, Adenauer, Monnet y muchos otros.

El todo es superior a la  parte. Los problemas deben ser resueltos en concreto  y prestando la debida atención a sus peculiaridades, pero las soluciones, para ser duraderas, no pueden  dejar de tener una visión más amplia y considerar las repercusiones en todos los países y todos sus ciudadanos, además de respetar sus opiniones y pareceres. Me gustaría repetir la advertencia de que Benedicto XVI dirigió al G-20 en Londres en 2009. Aunque es razonable que las cumbres del G-20 se limiten al reducido  número de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a sus participantes a una reflexión profunda. Aquellos -Estados – y personas – cuya voz tiene menos fuerza en la escena política mundial son precisamente los que  más sufren los efectos perniciosos de las crisis económicas de las que tienen poca o ninguna responsabilidad. Al mismo tiempo, esta gran mayoría que en términos económicos representa sólo el 10% del total, es la parte de la humanidad que tendría el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto es necesario  tener siempre como punto de referencia a las Naciones Unidas, los programas y las organizaciones asociadas y los organismos regionales, respetando y honrando  los tratados internacionales y seguir promoviendo el multilateralismo, para que las soluciones sean verdaderamente universales y duraderas, en beneficio de todos (cf. . Benedict o XVI, Carta al Hon. Gordon Brown, 30 de Marzo, 2009).

He querido ofrecer estas consideraciones como una contribución a la labor del G-20, confiando  en el espíritu de solidaridad responsable que anima a todos los participantes. Invoco por lo tanto la bendición de Dios sobre la reunión en Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una  nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del  ambiente e incluyente de todos los pueblos y todas las personas y (Ver. Comunicado G-20, Hangzhou).

Por favor, acepte, Excelencia, mis expresiones de la más alta consideración y estima.

El Papa al G20 pide ‘prioridad absoluta’ para los refugiados y situaciones de pobreza

El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Hamburgo-G20-1-400x266.jpg 400w" sizes="(max-width: 740px) 100vw, 740px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 100%; height: auto; background: transparent; width: 790.156px;">

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 7 Jul. 2017).- El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre del G20 que se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

Mientras en el exterior de la cumbre no faltaron manifestaciones incluso violentas contra todo y todos, el papa Francisco en cambio ha solicitado a los responsables de los países de las 20 economías más representativos del mundo, que den prioridad absoluta a los refugiados así como a los más pobres y excluidos, y pide soluciones progresivas y no traumáticas que permitan libre circulación y estabilidad de las personas, que acaben siendo una ventaja para todos.

A continuación el texto:

A Su Excelencia
Angela Merkel
Canciller de la República Federal de Alemania
Después de nuestro reciente encuentro en el Vaticano y en respuesta a su oportuna solicitud, deseo transmitirle  algunas consideraciones muy importantes para mí y para todos los pastores de la Iglesia Católica, de cara a la próxima reunión del G-20, en la que participan los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de las principales economías del mundo y las más altas autoridades de la Unión Europea. Sigo así también una tradición iniciada por el  Papa Benedicto XVI en abril de 2009, durante el G20 en Londres. Mi predecesor escribió a Vuestra Excelencia  en 2006 en ocasión de la presidencia alemana de la Unión Europea y del G8.

En primer lugar quisiera expresar a usted y a los líderes que se reunirán en Hamburgo mi aprecio por los esfuerzos realizados para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la economía mundial, con especial atención a los mercados financieros, el comercio, las cuestiones fiscales y, más en general, , a un crecimiento económico en todo el mundo que sea incluyente y sostenible (ver. Comunicado  G20 Hangzhou, 5 de septiembre de 2016). Estos esfuerzos, como prevé el programa de trabajo de la Cumbre, son inseparables de la atención prestada a los conflictos en curso y al problema mundial de las migraciones.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-600x343.jpg 600w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-800x457.jpg 800w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-610x349.jpg 610w" sizes="(max-width: 481px) 100vw, 481px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 50%; height: auto; background: transparent; float: left; margin: 0px 15px 15px 0px;">En el documento programático de mi pontificado dirigido a los fieles católicos, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, propuse cuatro principios de actuación para la construcción de sociedades fraternales, justas y pacíficas: el tiempo es superior al espacio; la unidad prevalece sobre el conflicto; la realidad es más importante que la idea; y el todo es superior a la parte. Es obvio que estas líneas de acción pertenecen a la sabiduría multisecular de toda la humanidad y por lo tanto creo que también pueden servir como una contribución a la reflexión sobre la reunión de Hamburgo y también para evaluar sus resultados.

El tiempo es superior al espacio. La gravedad, la complejidad y la interconexión de los problemas del mundo son tales que no hay soluciones inmediatas y completamente satisfactorias. Por desgracia, el drama de la migración, inseparable de la pobreza y exacerbado por las guerras, es una prueba. Es posible, en cambio, poner en marcha procesos  capaces de ofrecer soluciones progresivas y no traumáticas y de llegar, en relativamente poco tiempo  a una libre circulación y a la estabilidad de las personas que sean beneficiosas para todos. Sin embargo, esta tensión entre el espacio y el tiempo, entre el límite y la plenitud, requiere un movimiento exactamente opuesto en la conciencia de los gobernantes y los poderosos.

Una solución eficaz , extendida necesariamente en el tiempo, sólo será posible si el objetivo final del proceso está claramente presente en su planificación. En los corazones y las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de aplicación de las medidas políticas es necesario dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos, independientemente de su nación, raza, religión o cultura, y rechazar los conflictos armados.

En este punto, no puedo dejar de dirigir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 y a toda la comunidad mundial un sentido llamamiento por la trágica situación en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, el Cuerno de África y Yemen, donde hay 30 millones de personas que no tienen comida y agua para sobrevivir. El compromiso de afrontar  urgentemente estas situaciones y proporcionar apoyo inmediato a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del compromiso para reformar la economía mundial y una garantía de su buen desarrollo.

La unidad prevalece sobre el conflicto. La historia de la humanidad, incluso en la actualidad, presenta un vasto panorama de  conflictos actuales o potenciales. La guerra, sin embargo, nunca es una solución. En las proximidad del centenario de la carta de Benedicto XV a los Jefes de los pueblos beligerantes , me siento obligado a pedir al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles. El objetivo del G-20 y de otras reuniones anuales similares es resolver pacíficamente las diferencias económicas y encontrar  reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para cumplir  la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Ver Comunicado del  G-20 en  Hangzhou). Sin embargo, esto no será  posible  si todas las partes no comprometen a  reducir sustancialmente los niveles de conflicto, a  detener la carrera de armamentos y a abstenerse  de involucrarse directa o indirectamente en los conflictos, así como si no se acepta discutir  con sinceridad y transparencia  de todas las divergencias. Es una contradicción trágica e incoherente la unidad aparente en los foros comunes con fines  económicos o sociales y la persistencia deseada o aceptada de enfrentamientos bélicos.

La realidad es más importante que la idea. Las trágicas ideologías de la primera mitad del siglo XX han sido sustituidas por las nuevas ideologías de la autonomía absoluto de los mercados y de la especulación financiera (cf .. EG, 56). Dejan un doloroso rastro de exclusión y  de descarte, e incluso de muerte. En  los éxitos políticos y económicos que, sin embargo, no han faltado en el siglo pasado, se encuentra siempre un pragmatismo sano y prudente, guiado  por el primado del ser humano y por la búsqueda para integrar y coordinar realidades  diferentes  y a veces contrastantes, a partir del respeto de cada uno de los ciudadanos,  individuales. En ese sentido rezo para que la Cumbre de Hamburgo esté iluminada por el ejemplo de los líderes europeos y mundiales que siempre han favorecido el diálogo y la búsqueda de soluciones comunes: Schuman, De Gasperi, Adenauer, Monnet y muchos otros.

El todo es superior a la  parte. Los problemas deben ser resueltos en concreto  y prestando la debida atención a sus peculiaridades, pero las soluciones, para ser duraderas, no pueden  dejar de tener una visión más amplia y considerar las repercusiones en todos los países y todos sus ciudadanos, además de respetar sus opiniones y pareceres. Me gustaría repetir la advertencia de que Benedicto XVI dirigió al G-20 en Londres en 2009. Aunque es razonable que las cumbres del G-20 se limiten al reducido  número de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a sus participantes a una reflexión profunda. Aquellos -Estados – y personas – cuya voz tiene menos fuerza en la escena política mundial son precisamente los que  más sufren los efectos perniciosos de las crisis económicas de las que tienen poca o ninguna responsabilidad. Al mismo tiempo, esta gran mayoría que en términos económicos representa sólo el 10% del total, es la parte de la humanidad que tendría el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto es necesario  tener siempre como punto de referencia a las Naciones Unidas, los programas y las organizaciones asociadas y los organismos regionales, respetando y honrando  los tratados internacionales y seguir promoviendo el multilateralismo, para que las soluciones sean verdaderamente universales y duraderas, en beneficio de todos (cf. . Benedict o XVI, Carta al Hon. Gordon Brown, 30 de Marzo, 2009).

He querido ofrecer estas consideraciones como una contribución a la labor del G-20, confiando  en el espíritu de solidaridad responsable que anima a todos los participantes. Invoco por lo tanto la bendición de Dios sobre la reunión en Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una  nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del  ambiente e incluyente de todos los pueblos y todas las personas y (Ver. Comunicado G-20, Hangzhou).

Por favor, acepte, Excelencia, mis expresiones de la más alta consideración y estima.

El Papa al G20 pide ‘prioridad absoluta’ para los refugiados y situaciones de pobreza

El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Hamburgo-G20-1-400x266.jpg 400w" sizes="(max-width: 740px) 100vw, 740px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 100%; height: auto; background: transparent; width: 790.156px;">

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 7 Jul. 2017).- El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre del G20 que se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

Mientras en el exterior de la cumbre no faltaron manifestaciones incluso violentas contra todo y todos, el papa Francisco en cambio ha solicitado a los responsables de los países de las 20 economías más representativos del mundo, que den prioridad absoluta a los refugiados así como a los más pobres y excluidos, y pide soluciones progresivas y no traumáticas que permitan libre circulación y estabilidad de las personas, que acaben siendo una ventaja para todos.

A continuación el texto:

A Su Excelencia
Angela Merkel
Canciller de la República Federal de Alemania
Después de nuestro reciente encuentro en el Vaticano y en respuesta a su oportuna solicitud, deseo transmitirle  algunas consideraciones muy importantes para mí y para todos los pastores de la Iglesia Católica, de cara a la próxima reunión del G-20, en la que participan los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de las principales economías del mundo y las más altas autoridades de la Unión Europea. Sigo así también una tradición iniciada por el  Papa Benedicto XVI en abril de 2009, durante el G20 en Londres. Mi predecesor escribió a Vuestra Excelencia  en 2006 en ocasión de la presidencia alemana de la Unión Europea y del G8.

En primer lugar quisiera expresar a usted y a los líderes que se reunirán en Hamburgo mi aprecio por los esfuerzos realizados para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la economía mundial, con especial atención a los mercados financieros, el comercio, las cuestiones fiscales y, más en general, , a un crecimiento económico en todo el mundo que sea incluyente y sostenible (ver. Comunicado  G20 Hangzhou, 5 de septiembre de 2016). Estos esfuerzos, como prevé el programa de trabajo de la Cumbre, son inseparables de la atención prestada a los conflictos en curso y al problema mundial de las migraciones.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-600x343.jpg 600w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-800x457.jpg 800w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-610x349.jpg 610w" sizes="(max-width: 481px) 100vw, 481px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 50%; height: auto; background: transparent; float: left; margin: 0px 15px 15px 0px;">En el documento programático de mi pontificado dirigido a los fieles católicos, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, propuse cuatro principios de actuación para la construcción de sociedades fraternales, justas y pacíficas: el tiempo es superior al espacio; la unidad prevalece sobre el conflicto; la realidad es más importante que la idea; y el todo es superior a la parte. Es obvio que estas líneas de acción pertenecen a la sabiduría multisecular de toda la humanidad y por lo tanto creo que también pueden servir como una contribución a la reflexión sobre la reunión de Hamburgo y también para evaluar sus resultados.

El tiempo es superior al espacio. La gravedad, la complejidad y la interconexión de los problemas del mundo son tales que no hay soluciones inmediatas y completamente satisfactorias. Por desgracia, el drama de la migración, inseparable de la pobreza y exacerbado por las guerras, es una prueba. Es posible, en cambio, poner en marcha procesos  capaces de ofrecer soluciones progresivas y no traumáticas y de llegar, en relativamente poco tiempo  a una libre circulación y a la estabilidad de las personas que sean beneficiosas para todos. Sin embargo, esta tensión entre el espacio y el tiempo, entre el límite y la plenitud, requiere un movimiento exactamente opuesto en la conciencia de los gobernantes y los poderosos.

Una solución eficaz , extendida necesariamente en el tiempo, sólo será posible si el objetivo final del proceso está claramente presente en su planificación. En los corazones y las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de aplicación de las medidas políticas es necesario dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos, independientemente de su nación, raza, religión o cultura, y rechazar los conflictos armados.

En este punto, no puedo dejar de dirigir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 y a toda la comunidad mundial un sentido llamamiento por la trágica situación en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, el Cuerno de África y Yemen, donde hay 30 millones de personas que no tienen comida y agua para sobrevivir. El compromiso de afrontar  urgentemente estas situaciones y proporcionar apoyo inmediato a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del compromiso para reformar la economía mundial y una garantía de su buen desarrollo.

La unidad prevalece sobre el conflicto. La historia de la humanidad, incluso en la actualidad, presenta un vasto panorama de  conflictos actuales o potenciales. La guerra, sin embargo, nunca es una solución. En las proximidad del centenario de la carta de Benedicto XV a los Jefes de los pueblos beligerantes , me siento obligado a pedir al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles. El objetivo del G-20 y de otras reuniones anuales similares es resolver pacíficamente las diferencias económicas y encontrar  reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para cumplir  la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Ver Comunicado del  G-20 en  Hangzhou). Sin embargo, esto no será  posible  si todas las partes no comprometen a  reducir sustancialmente los niveles de conflicto, a  detener la carrera de armamentos y a abstenerse  de involucrarse directa o indirectamente en los conflictos, así como si no se acepta discutir  con sinceridad y transparencia  de todas las divergencias. Es una contradicción trágica e incoherente la unidad aparente en los foros comunes con fines  económicos o sociales y la persistencia deseada o aceptada de enfrentamientos bélicos.

La realidad es más importante que la idea. Las trágicas ideologías de la primera mitad del siglo XX han sido sustituidas por las nuevas ideologías de la autonomía absoluto de los mercados y de la especulación financiera (cf .. EG, 56). Dejan un doloroso rastro de exclusión y  de descarte, e incluso de muerte. En  los éxitos políticos y económicos que, sin embargo, no han faltado en el siglo pasado, se encuentra siempre un pragmatismo sano y prudente, guiado  por el primado del ser humano y por la búsqueda para integrar y coordinar realidades  diferentes  y a veces contrastantes, a partir del respeto de cada uno de los ciudadanos,  individuales. En ese sentido rezo para que la Cumbre de Hamburgo esté iluminada por el ejemplo de los líderes europeos y mundiales que siempre han favorecido el diálogo y la búsqueda de soluciones comunes: Schuman, De Gasperi, Adenauer, Monnet y muchos otros.

El todo es superior a la  parte. Los problemas deben ser resueltos en concreto  y prestando la debida atención a sus peculiaridades, pero las soluciones, para ser duraderas, no pueden  dejar de tener una visión más amplia y considerar las repercusiones en todos los países y todos sus ciudadanos, además de respetar sus opiniones y pareceres. Me gustaría repetir la advertencia de que Benedicto XVI dirigió al G-20 en Londres en 2009. Aunque es razonable que las cumbres del G-20 se limiten al reducido  número de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a sus participantes a una reflexión profunda. Aquellos -Estados – y personas – cuya voz tiene menos fuerza en la escena política mundial son precisamente los que  más sufren los efectos perniciosos de las crisis económicas de las que tienen poca o ninguna responsabilidad. Al mismo tiempo, esta gran mayoría que en términos económicos representa sólo el 10% del total, es la parte de la humanidad que tendría el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto es necesario  tener siempre como punto de referencia a las Naciones Unidas, los programas y las organizaciones asociadas y los organismos regionales, respetando y honrando  los tratados internacionales y seguir promoviendo el multilateralismo, para que las soluciones sean verdaderamente universales y duraderas, en beneficio de todos (cf. . Benedict o XVI, Carta al Hon. Gordon Brown, 30 de Marzo, 2009).

He querido ofrecer estas consideraciones como una contribución a la labor del G-20, confiando  en el espíritu de solidaridad responsable que anima a todos los participantes. Invoco por lo tanto la bendición de Dios sobre la reunión en Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una  nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del  ambiente e incluyente de todos los pueblos y todas las personas y (Ver. Comunicado G-20, Hangzhou).

Por favor, acepte, Excelencia, mis expresiones de la más alta consideración y estima.

El Papa al G20 pide ‘prioridad absoluta’ para los refugiados y situaciones de pobreza

El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Hamburgo-G20-1-400x266.jpg 400w" sizes="(max-width: 740px) 100vw, 740px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 100%; height: auto; background: transparent; width: 790.156px;">

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 7 Jul. 2017).- El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre del G20 que se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

Mientras en el exterior de la cumbre no faltaron manifestaciones incluso violentas contra todo y todos, el papa Francisco en cambio ha solicitado a los responsables de los países de las 20 economías más representativos del mundo, que den prioridad absoluta a los refugiados así como a los más pobres y excluidos, y pide soluciones progresivas y no traumáticas que permitan libre circulación y estabilidad de las personas, que acaben siendo una ventaja para todos.

A continuación el texto:

A Su Excelencia
Angela Merkel
Canciller de la República Federal de Alemania
Después de nuestro reciente encuentro en el Vaticano y en respuesta a su oportuna solicitud, deseo transmitirle  algunas consideraciones muy importantes para mí y para todos los pastores de la Iglesia Católica, de cara a la próxima reunión del G-20, en la que participan los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de las principales economías del mundo y las más altas autoridades de la Unión Europea. Sigo así también una tradición iniciada por el  Papa Benedicto XVI en abril de 2009, durante el G20 en Londres. Mi predecesor escribió a Vuestra Excelencia  en 2006 en ocasión de la presidencia alemana de la Unión Europea y del G8.

En primer lugar quisiera expresar a usted y a los líderes que se reunirán en Hamburgo mi aprecio por los esfuerzos realizados para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la economía mundial, con especial atención a los mercados financieros, el comercio, las cuestiones fiscales y, más en general, , a un crecimiento económico en todo el mundo que sea incluyente y sostenible (ver. Comunicado  G20 Hangzhou, 5 de septiembre de 2016). Estos esfuerzos, como prevé el programa de trabajo de la Cumbre, son inseparables de la atención prestada a los conflictos en curso y al problema mundial de las migraciones.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-600x343.jpg 600w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-800x457.jpg 800w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-610x349.jpg 610w" sizes="(max-width: 481px) 100vw, 481px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 50%; height: auto; background: transparent; float: left; margin: 0px 15px 15px 0px;">En el documento programático de mi pontificado dirigido a los fieles católicos, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, propuse cuatro principios de actuación para la construcción de sociedades fraternales, justas y pacíficas: el tiempo es superior al espacio; la unidad prevalece sobre el conflicto; la realidad es más importante que la idea; y el todo es superior a la parte. Es obvio que estas líneas de acción pertenecen a la sabiduría multisecular de toda la humanidad y por lo tanto creo que también pueden servir como una contribución a la reflexión sobre la reunión de Hamburgo y también para evaluar sus resultados.

El tiempo es superior al espacio. La gravedad, la complejidad y la interconexión de los problemas del mundo son tales que no hay soluciones inmediatas y completamente satisfactorias. Por desgracia, el drama de la migración, inseparable de la pobreza y exacerbado por las guerras, es una prueba. Es posible, en cambio, poner en marcha procesos  capaces de ofrecer soluciones progresivas y no traumáticas y de llegar, en relativamente poco tiempo  a una libre circulación y a la estabilidad de las personas que sean beneficiosas para todos. Sin embargo, esta tensión entre el espacio y el tiempo, entre el límite y la plenitud, requiere un movimiento exactamente opuesto en la conciencia de los gobernantes y los poderosos.

Una solución eficaz , extendida necesariamente en el tiempo, sólo será posible si el objetivo final del proceso está claramente presente en su planificación. En los corazones y las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de aplicación de las medidas políticas es necesario dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos, independientemente de su nación, raza, religión o cultura, y rechazar los conflictos armados.

En este punto, no puedo dejar de dirigir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 y a toda la comunidad mundial un sentido llamamiento por la trágica situación en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, el Cuerno de África y Yemen, donde hay 30 millones de personas que no tienen comida y agua para sobrevivir. El compromiso de afrontar  urgentemente estas situaciones y proporcionar apoyo inmediato a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del compromiso para reformar la economía mundial y una garantía de su buen desarrollo.

La unidad prevalece sobre el conflicto. La historia de la humanidad, incluso en la actualidad, presenta un vasto panorama de  conflictos actuales o potenciales. La guerra, sin embargo, nunca es una solución. En las proximidad del centenario de la carta de Benedicto XV a los Jefes de los pueblos beligerantes , me siento obligado a pedir al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles. El objetivo del G-20 y de otras reuniones anuales similares es resolver pacíficamente las diferencias económicas y encontrar  reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para cumplir  la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Ver Comunicado del  G-20 en  Hangzhou). Sin embargo, esto no será  posible  si todas las partes no comprometen a  reducir sustancialmente los niveles de conflicto, a  detener la carrera de armamentos y a abstenerse  de involucrarse directa o indirectamente en los conflictos, así como si no se acepta discutir  con sinceridad y transparencia  de todas las divergencias. Es una contradicción trágica e incoherente la unidad aparente en los foros comunes con fines  económicos o sociales y la persistencia deseada o aceptada de enfrentamientos bélicos.

La realidad es más importante que la idea. Las trágicas ideologías de la primera mitad del siglo XX han sido sustituidas por las nuevas ideologías de la autonomía absoluto de los mercados y de la especulación financiera (cf .. EG, 56). Dejan un doloroso rastro de exclusión y  de descarte, e incluso de muerte. En  los éxitos políticos y económicos que, sin embargo, no han faltado en el siglo pasado, se encuentra siempre un pragmatismo sano y prudente, guiado  por el primado del ser humano y por la búsqueda para integrar y coordinar realidades  diferentes  y a veces contrastantes, a partir del respeto de cada uno de los ciudadanos,  individuales. En ese sentido rezo para que la Cumbre de Hamburgo esté iluminada por el ejemplo de los líderes europeos y mundiales que siempre han favorecido el diálogo y la búsqueda de soluciones comunes: Schuman, De Gasperi, Adenauer, Monnet y muchos otros.

El todo es superior a la  parte. Los problemas deben ser resueltos en concreto  y prestando la debida atención a sus peculiaridades, pero las soluciones, para ser duraderas, no pueden  dejar de tener una visión más amplia y considerar las repercusiones en todos los países y todos sus ciudadanos, además de respetar sus opiniones y pareceres. Me gustaría repetir la advertencia de que Benedicto XVI dirigió al G-20 en Londres en 2009. Aunque es razonable que las cumbres del G-20 se limiten al reducido  número de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a sus participantes a una reflexión profunda. Aquellos -Estados – y personas – cuya voz tiene menos fuerza en la escena política mundial son precisamente los que  más sufren los efectos perniciosos de las crisis económicas de las que tienen poca o ninguna responsabilidad. Al mismo tiempo, esta gran mayoría que en términos económicos representa sólo el 10% del total, es la parte de la humanidad que tendría el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto es necesario  tener siempre como punto de referencia a las Naciones Unidas, los programas y las organizaciones asociadas y los organismos regionales, respetando y honrando  los tratados internacionales y seguir promoviendo el multilateralismo, para que las soluciones sean verdaderamente universales y duraderas, en beneficio de todos (cf. . Benedict o XVI, Carta al Hon. Gordon Brown, 30 de Marzo, 2009).

He querido ofrecer estas consideraciones como una contribución a la labor del G-20, confiando  en el espíritu de solidaridad responsable que anima a todos los participantes. Invoco por lo tanto la bendición de Dios sobre la reunión en Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una  nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del  ambiente e incluyente de todos los pueblos y todas las personas y (Ver. Comunicado G-20, Hangzhou).

Por favor, acepte, Excelencia, mis expresiones de la más alta consideración y estima.

El Papa al G20 pide ‘prioridad absoluta’ para los refugiados y situaciones de pobreza

El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Hamburgo-G20-1-400x266.jpg 400w" sizes="(max-width: 740px) 100vw, 740px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 100%; height: auto; background: transparent; width: 790.156px;">

(ZENIT – Ciudad del Vaticano, 7 Jul. 2017).- El papa Francisco envió un mensaje a la cumbre del G20 que se realiza hoy y mañana en Alemania, sobre el tema: “Dar forma a un mundo interconectado”.

Mientras en el exterior de la cumbre no faltaron manifestaciones incluso violentas contra todo y todos, el papa Francisco en cambio ha solicitado a los responsables de los países de las 20 economías más representativos del mundo, que den prioridad absoluta a los refugiados así como a los más pobres y excluidos, y pide soluciones progresivas y no traumáticas que permitan libre circulación y estabilidad de las personas, que acaben siendo una ventaja para todos.

A continuación el texto:

A Su Excelencia
Angela Merkel
Canciller de la República Federal de Alemania
Después de nuestro reciente encuentro en el Vaticano y en respuesta a su oportuna solicitud, deseo transmitirle  algunas consideraciones muy importantes para mí y para todos los pastores de la Iglesia Católica, de cara a la próxima reunión del G-20, en la que participan los Jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de las principales economías del mundo y las más altas autoridades de la Unión Europea. Sigo así también una tradición iniciada por el  Papa Benedicto XVI en abril de 2009, durante el G20 en Londres. Mi predecesor escribió a Vuestra Excelencia  en 2006 en ocasión de la presidencia alemana de la Unión Europea y del G8.

En primer lugar quisiera expresar a usted y a los líderes que se reunirán en Hamburgo mi aprecio por los esfuerzos realizados para garantizar la gobernabilidad y la estabilidad de la economía mundial, con especial atención a los mercados financieros, el comercio, las cuestiones fiscales y, más en general, , a un crecimiento económico en todo el mundo que sea incluyente y sostenible (ver. Comunicado  G20 Hangzhou, 5 de septiembre de 2016). Estos esfuerzos, como prevé el programa de trabajo de la Cumbre, son inseparables de la atención prestada a los conflictos en curso y al problema mundial de las migraciones.

https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-600x343.jpg 600w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-800x457.jpg 800w, https://es.zenit.org/wp-content/uploads/2017/07/Mapa-Hamburgo-G20-610x349.jpg 610w" sizes="(max-width: 481px) 100vw, 481px" style="box-sizing: border-box; vertical-align: middle; max-width: 50%; height: auto; background: transparent; float: left; margin: 0px 15px 15px 0px;">En el documento programático de mi pontificado dirigido a los fieles católicos, la Exhortación Apostólica Evangelii Gaudium, propuse cuatro principios de actuación para la construcción de sociedades fraternales, justas y pacíficas: el tiempo es superior al espacio; la unidad prevalece sobre el conflicto; la realidad es más importante que la idea; y el todo es superior a la parte. Es obvio que estas líneas de acción pertenecen a la sabiduría multisecular de toda la humanidad y por lo tanto creo que también pueden servir como una contribución a la reflexión sobre la reunión de Hamburgo y también para evaluar sus resultados.

El tiempo es superior al espacio. La gravedad, la complejidad y la interconexión de los problemas del mundo son tales que no hay soluciones inmediatas y completamente satisfactorias. Por desgracia, el drama de la migración, inseparable de la pobreza y exacerbado por las guerras, es una prueba. Es posible, en cambio, poner en marcha procesos  capaces de ofrecer soluciones progresivas y no traumáticas y de llegar, en relativamente poco tiempo  a una libre circulación y a la estabilidad de las personas que sean beneficiosas para todos. Sin embargo, esta tensión entre el espacio y el tiempo, entre el límite y la plenitud, requiere un movimiento exactamente opuesto en la conciencia de los gobernantes y los poderosos.

Una solución eficaz , extendida necesariamente en el tiempo, sólo será posible si el objetivo final del proceso está claramente presente en su planificación. En los corazones y las mentes de los gobernantes y en cada una de las fases de aplicación de las medidas políticas es necesario dar prioridad a los pobres, los refugiados, los que sufren, los desplazados y excluidos, independientemente de su nación, raza, religión o cultura, y rechazar los conflictos armados.

En este punto, no puedo dejar de dirigir a los Jefes de Estado y de Gobierno del G-20 y a toda la comunidad mundial un sentido llamamiento por la trágica situación en Sudán del Sur, la cuenca del lago Chad, el Cuerno de África y Yemen, donde hay 30 millones de personas que no tienen comida y agua para sobrevivir. El compromiso de afrontar  urgentemente estas situaciones y proporcionar apoyo inmediato a esas poblaciones será un signo de la seriedad y sinceridad del compromiso para reformar la economía mundial y una garantía de su buen desarrollo.

La unidad prevalece sobre el conflicto. La historia de la humanidad, incluso en la actualidad, presenta un vasto panorama de  conflictos actuales o potenciales. La guerra, sin embargo, nunca es una solución. En las proximidad del centenario de la carta de Benedicto XV a los Jefes de los pueblos beligerantes , me siento obligado a pedir al mundo que ponga fin a todas estas masacres inútiles. El objetivo del G-20 y de otras reuniones anuales similares es resolver pacíficamente las diferencias económicas y encontrar  reglas financieras y comerciales comunes que permitan el desarrollo integral de todos, para cumplir  la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (Ver Comunicado del  G-20 en  Hangzhou). Sin embargo, esto no será  posible  si todas las partes no comprometen a  reducir sustancialmente los niveles de conflicto, a  detener la carrera de armamentos y a abstenerse  de involucrarse directa o indirectamente en los conflictos, así como si no se acepta discutir  con sinceridad y transparencia  de todas las divergencias. Es una contradicción trágica e incoherente la unidad aparente en los foros comunes con fines  económicos o sociales y la persistencia deseada o aceptada de enfrentamientos bélicos.

La realidad es más importante que la idea. Las trágicas ideologías de la primera mitad del siglo XX han sido sustituidas por las nuevas ideologías de la autonomía absoluto de los mercados y de la especulación financiera (cf .. EG, 56). Dejan un doloroso rastro de exclusión y  de descarte, e incluso de muerte. En  los éxitos políticos y económicos que, sin embargo, no han faltado en el siglo pasado, se encuentra siempre un pragmatismo sano y prudente, guiado  por el primado del ser humano y por la búsqueda para integrar y coordinar realidades  diferentes  y a veces contrastantes, a partir del respeto de cada uno de los ciudadanos,  individuales. En ese sentido rezo para que la Cumbre de Hamburgo esté iluminada por el ejemplo de los líderes europeos y mundiales que siempre han favorecido el diálogo y la búsqueda de soluciones comunes: Schuman, De Gasperi, Adenauer, Monnet y muchos otros.

El todo es superior a la  parte. Los problemas deben ser resueltos en concreto  y prestando la debida atención a sus peculiaridades, pero las soluciones, para ser duraderas, no pueden  dejar de tener una visión más amplia y considerar las repercusiones en todos los países y todos sus ciudadanos, además de respetar sus opiniones y pareceres. Me gustaría repetir la advertencia de que Benedicto XVI dirigió al G-20 en Londres en 2009. Aunque es razonable que las cumbres del G-20 se limiten al reducido  número de países que representan el 90% de la producción mundial de bienes y servicios, esta misma situación debe mover a sus participantes a una reflexión profunda. Aquellos -Estados – y personas – cuya voz tiene menos fuerza en la escena política mundial son precisamente los que  más sufren los efectos perniciosos de las crisis económicas de las que tienen poca o ninguna responsabilidad. Al mismo tiempo, esta gran mayoría que en términos económicos representa sólo el 10% del total, es la parte de la humanidad que tendría el mayor potencial para contribuir al progreso de todos. Por lo tanto es necesario  tener siempre como punto de referencia a las Naciones Unidas, los programas y las organizaciones asociadas y los organismos regionales, respetando y honrando  los tratados internacionales y seguir promoviendo el multilateralismo, para que las soluciones sean verdaderamente universales y duraderas, en beneficio de todos (cf. . Benedict o XVI, Carta al Hon. Gordon Brown, 30 de Marzo, 2009).

He querido ofrecer estas consideraciones como una contribución a la labor del G-20, confiando  en el espíritu de solidaridad responsable que anima a todos los participantes. Invoco por lo tanto la bendición de Dios sobre la reunión en Hamburgo y sobre todos los esfuerzos de la comunidad internacional para activar una  nueva era de desarrollo innovadora, interconectada, sostenible, respetuosa del  ambiente e incluyente de todos los pueblos y todas las personas y (Ver. Comunicado G-20, Hangzhou).

Por favor, acepte, Excelencia, mis expresiones de la más alta consideración y estima.

 

Visto: 885

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
Fundado en 1.848 por Don MARIANO OSPINA RODRIGUEZ y Don JOSÉ EUSEBIO CARO ;y desde entonces ha mantenido los mismos principios ideológicos....
Centro Democrático
IMAGE
FUNDADO el 20 de enero de 2.013 POR EL EXPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Alvaro Uribe Vélez. DEFIENDE : Una paz con justícia, una seguridad plena y una...

Usuarios En línea

Hay 4618 invitados y 2 miembros en línea

Indicadores económicos

Encuesta Inteligente

Precandidatos Presidenciales para la primera vuelta

Si las elecciones presidenciales del 2.018,fueran hoy,por cual Partido
o movimiento de los siguientes votarìa Usted ?

12
Coaliciòn del Centro Democràtico progresista con el Conservatismo en alianza ya firmada por URIBE Y PASTRANA
2
JORGE ENRIQUE ROBLEDO, del Polo izquierda socialista,sin coaliciòn pactada.
1
CANDIDATURAS NUEVAS Y FIRMES.
GERMAN VARGAS LLERAS, de Cambio Radical y por firmas,contra las Farc politiqueras y sin controles.
1
HUMBERTO DE LA CALLE.de Liberales santistas,negociador con las FARC,busca y anuncia coaliciòn con la izquierda
1
SERGIO FAJARDO por firmas,sin partido y tendencia izquierdista y sin coaliciòn pactada
» Ir a la encuesta. »
999 Votos que quedan

jVS by www.joomess.de.

Somos una agencia experta en marketing digital especializada en posicionamiento seo o posicionamiento web

De impacto

IMAGE
Domingo, 05 Noviembre 2017 MAS ALLÀ de la moda
IMAGE
Miércoles, 30 Agosto 2017 MISS PERFECTA
IMAGE
Lunes, 31 Julio 2017 PARA LA PLAYA, en Colombia
IMAGE
Domingo, 23 Julio 2017 LA MODA de siempre
IMAGE
Miércoles, 19 Julio 2017 MODA juvenil y elgante
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration