Sábado 16 de Diciembre de 2017
Política Local

A+ A A-

LA CORRUPCION UNA LACRA

Rafael Nieto Loaiza                                   

La corrupción es, no cabe duda, una lacra que parece haber dejado de ser coyuntural y ha devenido estructural en el Estado colombiano. Como un cáncer que todo lo invade, las acusaciones se extienden del Gobierno central a los departamentales y municipales, del Congreso a las asambleas y concejos y, ahora, de la Fiscalía a las más altas cortes. Tres ex presidentes de la Corte Suprema están involucrados en escándalos y hay sospechas sobre varios de sus actuales magistrados y sobre algunos del Consejo de Estado. Muy mal anda la cosa cuando la sal se corrompe.

La cosa viene de antaño, es verdad, pero nunca ha sido tan grave como ahora. Si antes se probó el ingreso de narcodólares a la campaña de Samper, ahora no hay duda de que a la de Santos entraron muchos más y que, aún más grave, a cambio se pactó la supuesta “ampliación” de la Ruta del Sol II que, en realidad, no era una extensión de la vía existente sino una completamente nueva, que la atraviesa y llega, vea usted las coincidencias, a predios de la familia de la pareja de la que fuera entonces Ministra de Obras Públicas. Son anchísimas las espaldas del Presidente de la República, pero más temprano que tarde las nubes negras que ahora posan sobre su cabeza se desatarán en una feroz tormenta.

La lucha contra la corrupción exige medidas en tres niveles. Unas, estructurales y normativas, otras relacionadas con la política y, por último, pero aún más importantes, culturales.

El primer paquete supone modificar las normas de contratación pública para hacer de la contratación directa una verdadera excepción. Hoy en los departamentos y municipios se adjudican a dedo el 82% de los contratos. Si se agrega el gobierno central, el porcentaje solo baja al 70%. Además, para acabar la contratación de sastrería, a la medida del funcionario que adjudica y del compinche que está al otro lado, es indispensable la construcción de pliegos “tipo” que la impidan. Y, aún más importante, hay que migrar tan aceleradamente como sea posible al gobierno y la contratación en línea, como ha ocurrido en los países bálticos. Hace diez años era técnicamente muy difícil y costoso. Hoy los blockchains lo hacen posible y mucho más barato, y permiten un seguimiento y control inmediato y permanente, todo el tiempo, sobre la gestión gubernamental y el desarrollo contractual. El fortalecimiento de las veedurías ciudadanas y el establecimiento de estímulos económicos cuando consigan rescatar dineros públicos, ayudará mucho en la tarea de monitoreo de la contratación pública.

Hay que depurar las contralorías departamentales y municipales, clientelistas y burocratizadas y, al mismo tiempo, fortalecer la Contraloría General de la Nación, eligiendo su cúpula por meritocracia y sin consideración alguna a sus simpatías políticas.

Finalmente hay que tomar medidas legales: una, regular el cabildeo. El lobby es inevitable, pero hay que definir con claridad las reglas para hacerlo. Dos, hoy una persona condenada por corrupción no puede aspirar a cargos de elección popular. Esa prohibición debería extenderse a que su traición a la confianza de la sociedad traiga como consecuencia que no pueda ser nombrada en ningún cargo público. Tres, debe prohibirse que los corruptos y las sociedades de las que hagan parte contraten con el Estado. Cuatro, deben limitarse los beneficios penales para los corruptos para que, por ejemplo, estén obligados a cumplir su pena en la cárcel y no puedan cumplirla en sus domicilios. Y, quinto, hay que dotar al Estado de mejores dientes para perseguir los bienes y dineros de los corruptos, donde más les duele.

Un segundo grupo de medidas hace referencia a la política y la corrupción. El problema inicial es el de la financiación de las campañas. Son tan altos los costos que los candidatos se ven tentados a financiarse con contratistas para, después de electos, devolverles el favor a través de contratos que tienen sobrecostos para pagar lo recibido, financiar la próxima campaña y quedarse con una utilidad adicional. Disminuir esos costos es vital y en esa dirección son claves tanto la obligatoriedad de las listas cerradas como topes más bajos a la publicidad que es, de lejos, la mayor erogación de una campaña. Un segundo asunto es el de la gobernabilidad, que hoy se construye entregándoles a los miembros de los cuerpos colegiados pedazos de la torta burocrática del Estado. Las alianzas deben hacerse en torno de ideas, políticas y programas y no de clientelismo y contratos. Finalmente, es fundamental transparentar la relación entre parlamentarios y Presidencia, permitiendo que los congresistas gestionen de manera abierta proyectos y obras para sus regiones, con control ciudadano y de los medios de comunicación, y corrigiendo ese pozo oscuro que son hoy los “cupos indicativos”, fuente inagotable de mermelada y corrupción.

Para terminar, nada de esto será útil si no reconstruimos el tejido ético de la sociedad colombiana y si no le apostamos a retornar a los valores de honestidad, austeridad y discreción que fueron nuestros y que el narcotráfico liquidó. Profundizar sobre ello será objeto de otra reflexión.  

 

 

 

Visto: 175

EN EL ABISMO VENEZUELA

Andrés Espinosa Fenwarth                                             

El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista.

La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país.

Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia.
Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas.

Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa.
Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”.

En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos.
¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!

Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos.Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!Venezuela al borde del abismo Destacado Jueves, Nov 30 2017 Escrito por Andrés Espinosa F. Смесители для душа и ванны Детские игрушки, развивающие игры Imprimir Email Andrés Espinosa Fenwarth El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista. La producción petrolera de la compañía estatal venezolana Pdvsa, se desplomó a 1,8 millones de barriles diarios en octubre pasado, el peor desempeño del último cuarto de siglo. Dado que el consumo interno de gasolina absorbe 500 mil barriles, China exige otros 500.000 barriles en pago por sus acreencias y las exportaciones a Cuba y el Caribe ascienden a 100 mil barriles financiados al 1 por ciento a 20 años, Venezuela solo recibe divisas por la venta de 700 mil barriles diarios, cifra inferior a la producción petrolera de nuestro país. Con los actuales precios internacionales, el estimativo de ingresos petroleros de Venezuela bordea los 13 mil millones de dólares, que sumados a las exiguas exportaciones no petroleras, suponen ingresos de 15 mil millones de dólares para el 2017, la mitad de las exportaciones totales proyectadas de Colombia. Según la Opep, la producción de hidrocarburos en Venezuela, en retroceso a una tasa de 20.000 barriles diarios por mes desde el 2016, podría caer otros 300.000 barriles diarios el año entrante, como consecuencia de las sanciones económicas impuestas por Estados Unidos y la falta de capital para el mantenimiento de sus operaciones. Las refinerías de Amuay y Cardon están operando al 50 por ciento de su capacidad, mientras que El Palito, Puerto La Cruz y Bajo Grande están paralizadas. Standard and Poor’s, Fitch y Moody’s declararon a Venezuela en ‘default restringido’ por el incumplimiento de sus obligaciones financieras. Anteriormente, estas agencias calificadoras de riesgo habían tomado acciones similares con respecto a Pdvsa –ahora presidida por el general Manuel Quevedo– después de que esta compañía decidiera no honrar los pagos de amortización de los bonos con vencimientos en el 2017 y el 2020. La Asociación Internacional de Swaps y Derivados (Isda), resolvió que los retrasos en los pagos justificaban la activación de los seguros contra default de la nación vecina y de Pdvsa. Según Francisco Rodríguez, economista jefe de Torino Capital, en el evento en que los pagos de Venezuela y Pdvsa se atrasen aún más, los acreedores podrían invocar las cláusulas de aceleración convenidas y generar un ‘default cruzado’, con lo cual se harían exigibles 99,4 mil millones de dólares en capital e intereses de bonos y pagarés emitidos por Venezuela, Pdvsa y otras empresas estatales. Para Rodríguez, atender esta deuda resultaría imposible, razón por la cual Venezuela “no tendría otra opción sino declarar una cesación unilateral de pagos”. En ese momento, se podrían activar múltiples demandas contra las refinerías venezolanas fuera del territorio nacional y los tanqueros petroleros. El valor de los activos en juego asciende a 5,9 mil millones de dólares, según las estimaciones de Torino Capital. Adicionalmente, los acreedores podrían embargar las cuentas por cobrar de Pdvsa por envíos de petróleo al resto del mundo, lo cual podría comprometer otros 18,8 mil millones de dólares de ingresos. ¡El aparatoso colapso petrolero de Venezuela refleja el resonante fracaso del socialismo chavista, de reconocida inspiración cubano-castrista!

Visto: 268

JUGANDO CON NUESTRA ECONOMIA

Miguel Gómez Martínez                                           

Ser serios con los sectores productivos es lo que hemos estado esperando en los últimos siete años y medio.

 “No juguemos con nuestras empresas y con nuestra economía”. Quien hace esta prudente reflexión es la ministra de Comercio, Industria y Turismo, María Lorena Gutiérrez. ¿Cómo no estar de acuerdo con este llamado a tomarnos los temas económicos con seriedad?

El problema es que, de todos los gobiernos del mundo, salvo el de Venezuela, ningún otro ha utilizado, de forma más descarada, la economía para sus propósitos políticos que el colombiano. Ahora, sin prestigio ni margen de maniobra, el gobierno, que tanto daño le ha hecho a la economía nacional, pide prudencia.
Tal vez olvida el gobierno que durante años ha mantenido a los empresarios bajo la férula de la amenaza de castigarlos si no apoyaban la paz y las reformas tributarias. Se presionó para que figuras cercanas y dóciles al Palacio de Nariño estuvieran a la cabeza de los gremios más significativos. Se los citaba para que aplaudieran todas las locuras de La Habana y demostraran que eran capaces de tragarse todos los sapos. La falta de carácter de la mayoría y el justificado temor a las represalias fueron suficientes para que se mantuviese el silencio cómplice con todo el proceso de desinstitucionalización. A los que no cedieron a la voluntad del gobierno como Fenalco, Fedegan o Fedepalma, los condenaron al ostracismo y los persiguieron desde los ministerios de tutela. El Presidente no volvió a sus eventos y los descalificó en sus pronunciamientos públicos. 

Ahora, tarde y con timidez, el Consejo Gremial muestra alguna preocupación por las posibles implicaciones de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), la posibilidad de la expropiación sin indemnización, el costo fiscal de los acuerdos y los pobrísimos resultados de la economía. Parece ser que se dieron cuenta que la JEP también los cobija a ellos, que las concesiones a las Farc las pagarán las empresas y los ciudadanos productivos con sus impuestos, y que el desorden institucional espanta la inversión extranjera. 

Cuando el pesimismo y las cifras confirman que no hay crecimiento real, que el consumo está deprimido y los expertos internacionales están preocupados por la sostenibilidad de la economía, los principales voceros de los empresarios deciden que es el momento de hacer algo. ¡Ya era hora! 
No jugar con la economía consiste en no subir los impuestos hasta asfixiar la rentabilidad. También es cuidar los recursos públicos para que no se dilapiden en mermelada y corrupción. Ser serios con la economía es no nombrar funcionarios venales y politiqueros en cargos importantes. Ser responsables con la economía es no negociar apoyos financieros para las campañas electorales a cambio de favorecimientos como en el caso de Odebrecht. Ser serios con la economía es no permitir derroches como el de Reficar, Medimás, Bioenergy (el Reficar de los Llanos), las regalías, el cartel de las ONG de la paz, las partidas a los cientos de ‘ñoños’ de la Unidad Nacional, los monumentales presupuestos de publicidad oficial y las pomposas comitivas en los frecuentes viajes internacionales. 

Estamos de acuerdo con la Ministra: ser serios con los sectores productivos es lo que hemos estado esperando durante los últimos siete años y medio. 
Coletilla: si como lo afirmaba el presidente Santos, el narcotráfico es el combustible de la guerra en Colombia, con 250 mil hectáreas sembradas en hoja de coca estamos tanqueados a full.

 

 

Visto: 425

VEAMOS ESTAS VERDADES

Libardo Botero C.                                          

El mismo comité que escogió los magistrados de la JEP, designó los 11 integrantes de la Comisión de la Verdad, con idéntica inclinación ideológica y política, o, para ser más precisos: con total prevalencia de personas afines en pensamiento a la guerrilla, contrarias al “establecimiento”, sesgadas en su concepción de nuestra historia e instituciones. En esa tarea fue fiel al mandato recibido del acuerdo de La Habana, en el cual se impusieron los criterios de las Farc.

Ahora la guerrilla tendrá una comisión a su servicio para buscar imponer a las nuevas generaciones de colombianos una visión acomodada, amañada, de lo que se ha denominado nuestro “conflicto interno”, lavando la imagen de sus causantes e invirtiendo las responsabilidades, para terminar acusando a la mayoría de los colombianos, al Estado y sus fuerzas armadas, los empresarios, el liderazgo político, en fin, quienes han hecho frente a la arremetida terrorista de décadas para demoler nuestro régimen democrático.

Uno de los miembros designados, el médico Saúl Franco, había expresado cándidamente o maliciosamente, a mediados de 2015, al anunciarse la creación de esa Comisión, que como hay distintas visiones de nuestro acontecer, no habrá por tanto “una verdad”. “Serán muchas verdades: las de los guerrilleros y las de las víctimas, las de los soldados y las de los paramilitares, las de los empresarios y las de los campesinos. Quien gana una guerra parece ganar el derecho a imponer su verdad. Como estamos ante un proceso de negociación política, sin ganadores ni vencidos, la verdad no podrá imponerla ninguno. Tendremos que construirla todos.” Esta misma semana, al ser escogido para integrarla se atrevió a señalar que “no le veo sesgo ideológico” en su conformación, y que si se han manifestado reservas, se debe a que “hay sectores que le temen a la verdad y otros que añoran a los notables de siempre”.

Curioso que solo haya un tipo de gentes, del estilo de los que ganaron el plebiscito del año pasado, preocupados por esa “verdad”; indicio de que no es tan cierto que la referida comisión no esté signada por un determinado “sesgo ideológico”, o que se vaya a dedicar a esclarecer “muchas verdades”. Va por una sola “verdad”, y ya sabemos cuál. La composición del aparato de bolsillo, así lo indica. Hay casi unanimidad entre sus integrantes en asuntos como la defensa a capa y espada del acuerdo de La Habana, el respaldo al SÍ en el plebiscito del 2 de octubre de 2016, el ataque a Álvaro Uribe y al Centro Democrático. El predominio de esa inclinación ideológica es aplastante, y si hay alguna excepción (que no he podido comprobar), será exactamente eso: la excepción que confirma la regla.   

Con el fin de corroborar o descartar esa tajante afirmación, me he dedicado a buscar, con cierto detalle, la producción intelectual de los comisionados, y otros elementos de juicio, que permitan una conclusión más exacta. A mí ya no me quedada duda alguna. Para los lectores, que muchas veces no disponen del tiempo para tantas averiguaciones, quiero dejar la siguiente extensa lista de citas y enlaces, que les pueden brindar un panorama más preciso, y despejar sus inquietudes. Es un poco extenso, lo reconozco, pero de ninguna manera innecesario. Helo ahí.

Parodiando a Leandro Díaz en su famosa “Diosa Coronada”: en adelanto van estas “verdades”…

----------

 

Visto: 317

EL EXTRAÑO DECRETO DE SANTOS

José G. Hernández                                 

Se ha dictado el Decreto 1592 del  29 de septiembre de 2017, “Por el cual se dictan disposiciones transitorias para la puesta en funcionamiento de la Justicia Especial para la Paz”.

El Presidente de la República  invoca las facultades que le confieren  los numerales 11 y 16 del artículo 189 de la Constitución, el artículo 54 de la Ley 489 de 1998 y el Decreto Ley 691 de 2017. Es decir, acude la potestad reglamentaria  para  “la cumplida ejecución de las leyes”;  la facultad presidencial de “modificar la estructura de los ministerios, departamentos administrativos y demás entidades u organismos administrativos nacionales; las normas legales con sujeción a las cuales el Presidente puede modificar  esa estructura; y las disposiciones del Decreto Ley 691 de 2017, dictado por el Presidente en ejercicio de las facultades extraordinarias conferidas por el Acto Legislativo 1 de 2016, por el cual sustituyó el "Fondo para la Sostenibilidad Ambiental y Desarrollo Rural Sostenible en Zonas Afectadas por el Conflicto" por el "Fondo Colombia en Paz”, como un patrimonio autónomo del Departamento Administrativo de Presidencia de la República para “la administración, coordinación, articulación, focalización y ejecución de las diferentes fuentes de recursos  con el fin de realizar “las acciones necesarias para la implementación del Acuerdo Final de Paz”.

El Decreto 1592 es, entonces, un acto presidencial  de naturaleza puramente administrativa, mediante el cual se dictan disposiciones transitorias para la puesta en funcionamiento  de la Justicia Especial para la Paz, entre ellas  la designación del  Ministro de Justicia como funcionario de enlace entre el Gobierno Nacional y la JEP; la expedición de un certificado de disponibilidad presupuestal para la puesta en marcha de la JEP, y para proveer los cargos de Secretario y Presidente de la JEP, “con cargo a los recursos de dicha jurisdicción”; la elaboración de un Plan para la puesta en funcionamiento de la JEP.

También se establece que, hasta tanto se adopte la Ley Estatutaria  que desarrolle la Jurisdicción Especial para la Paz, “con cargo al presupuesto del Fondo Colombia en Paz y atendiendo los recursos que se destinen para el efecto, se adquirirán los bienes y servicios que se requieran para su puesta en funcionamiento”.   

Se confía al Ministro de Justicia la función de “prestar apoyo” al Secretario Ejecutivo de la JEP para varios efectos, entre ellos que todos los órganos de la JEP, sus  magistrados y fiscales  puedan entrar a funcionar de manera oportuna; que los órganos, que según el Acto Legislativo de creación de la JEP, deban presentar informes a la Sala de Reconocimiento de Verdad y Responsabilidad y Determinación de los Hechos y Conductas, puedan presentarlos; y que la JEP “cuente con la capacidad institucional necesaria para el ejercicio de sus competencias”.

Todo eso implica una regulación  -en aspectos varios- de esta especial modalidad de la administración de justicia, la JEP. Una regulación indefinida en la materia, pues se habla de buscar  “la capacidad institucional necesaria” para que entre a operar la JEP. Y con un carácter transitorio, mientras entra en vigencia la legislación estatutaria, luego se expidió, mediante decreto ordinario, una ley estatutaria transitoria. Ello no podía hacerlo el Gobierno, en los términos de los artículos 152 y 153 de la Constitución, e inclusive le fue expresamente prohibido por el Acto Legislativo 1 de 2016 aun en ejercicio de facultades extraordinarias, las cuales, además, ya expiraron.

Estamos, entonces ante un decreto muy extraño, que es inconstitucional en cuanto reglamenta una ley estatutaria inexistente; excede las atribuciones presidenciales,  invade las del Congreso y busca escapar al control previo de la Corte Constitucional.

 

Visto: 514

PÁGINAS WEB PARA USTED........
 

Agenda de partidos

Polo Democrático
IMAGE
FUNDADO en el año 2.oo2; lo integraron el POLO DEMOCRATICO INDEPENDIENTE Y ALTERNATIVA DEMOCRÁTICA y tuvo sus raices en la ANAPO, LA UNIÓN...
Partido Social de Unidad
IMAGE
FUNDADO en el año 2005 por CARLOS IGNACIO CUERVO,JUAN MANUEL SANTOS Y OSCAR IVAN ZULUAGA,como neoliberal y una disidencia del partido LIBERAL....
Partido Verde
IMAGE
FUNDADO el 2 de octubre de 2.009,con el nombre de PARTIDO VERDE OPCION CENTRO,funcionando con personería  de ALIANZA DEMOCRATICA M19;y el 26 de...
Partido Cambio Radical
IMAGE
Empezó a dar sus primeros pasos en1998 como una disidencia del Partido Liberal;y en 2.002 integró la coalición que apoyó al expresidente ALVARO...
Partido Liberal
IMAGE
FUNDADO EN 1.849 por Don EZEQUIEL ROJAS ;y ha modificado en varias épocas sus princópios ideológicos. HOY DEFIENDE :una democrácia de centro...
Partido Conservador
IMAGE
Fundado en 1.848 por Don MARIANO OSPINA RODRIGUEZ y Don JOSÉ EUSEBIO CARO ;y desde entonces ha mantenido los mismos principios ideológicos....
Centro Democrático
IMAGE
FUNDADO el 20 de enero de 2.013 POR EL EXPRESIDENTE DE LA REPÚBLICA Alvaro Uribe Vélez. DEFIENDE : Una paz con justícia, una seguridad plena y una...

Usuarios En línea

Hay 2935 invitados y un miembro en línea

Indicadores económicos

Encuesta Inteligente

Precandidatos Presidenciales para la primera vuelta

Si las elecciones presidenciales del 2.018,fueran hoy,por cual Partido
o movimiento de los siguientes votarìa Usted ?

12
Coaliciòn del Centro Democràtico progresista con el Conservatismo en alianza ya firmada por URIBE Y PASTRANA
2
JORGE ENRIQUE ROBLEDO, del Polo izquierda socialista,sin coaliciòn pactada.
1
CANDIDATURAS NUEVAS Y FIRMES.
GERMAN VARGAS LLERAS, de Cambio Radical y por firmas,contra las Farc politiqueras y sin controles.
1
HUMBERTO DE LA CALLE.de Liberales santistas,negociador con las FARC,busca y anuncia coaliciòn con la izquierda
1
SERGIO FAJARDO por firmas,sin partido y tendencia izquierdista y sin coaliciòn pactada
» Ir a la encuesta. »
999 Votos que quedan

jVS by www.joomess.de.

Somos una agencia experta en marketing digital especializada en posicionamiento seo o posicionamiento web

De impacto

IMAGE
Domingo, 05 Noviembre 2017 MAS ALLÀ de la moda
IMAGE
Miércoles, 30 Agosto 2017 MISS PERFECTA
IMAGE
Lunes, 31 Julio 2017 PARA LA PLAYA, en Colombia
IMAGE
Domingo, 23 Julio 2017 LA MODA de siempre
IMAGE
Miércoles, 19 Julio 2017 MODA juvenil y elgante
Todos los derechos reservados Diario Naciona

Login or Register

LOG IN

Register

User Registration